abril 08, 2014

10 Poderosas Herramientas para Economistas que Analizan Datos


En este post vengo a presentarles una serie de herramientas que posiblemente como economistas no estén teniendo en cuenta a la hora de realizar sus estimaciones. De la misma forma para los estudiantes de economía, las mismas pueden ser muy útiles como soporte para la preparación de trabajos finales, tesis o monografías.

Todo este material puede utilizarse para trabajar con datos existentes o bien para recabar datos de fuentes que no habíamos tenido en cuenta.

Herramientas de Análisis:

1) Google Drive/Docs




Si bien no es una herramienta para análisis sino para ALMACENAR información, es fundamental conocerla antes que las demás, porque puede integrarse con todas ellas. Google Drive es un servicio de alojamiento de archivos, desde Word y Excel hasta Fotos o cualquier imagen JPG. Cada usuario cuenta con 15 gigabytes de espacio gratuito para almacenar sus archivos (ampliables mediante pago). Es accesible por tu página web desde ordenadores y dispone de aplicaciones para iOS y Android que permiten editar documentos y hojas de cálculo.

Yo lo uso personalmente para guardar en la nube todos los archivos con los que trabajo.

Ya no más pendrives o CD´s para llevar tus datos y presentaciones!

2) Google Public Data



Google Public Data contiene datos estadísticos, económicos, sociales, de internet, etc., tomando como fuentes principales al Banco Mundial, las Naciones Unidas y el Eurostat, entre otras.

Permite consultar, examinar y compartir fácilmente grupos de datos de gran volumen y con interés para el público en general.

La mayor fortaleza de esta herramienta es la interactividad de los datos con el gráfico, y la debilidad es que no cuenta con todos los datos estadísticos actualizados.

Pero si quieres consultar rápidamente cómo fue la evolución de alguna variable, sin dudas esta es la mejor opción.

(Personalmente, me sirvió para ver que en Argentina la cantidad de Cajeros Automáticos cada 100.000 personas era muy baja en comparación con países como Brasil y EE.UU.)

3) Google Think Insights



Nos facilita información sobre tendencias de consumo y datos de marketing e investigación de mercados. 
Puedes echar una mirada en el siguiente estudio sobre cómo deciden los argentinos comprar un auto nuevo: http://t.co/rVlRrynY2R


4) Google Trends



Muestra la frecuencia con la cual se realiza una búsqueda en particular, en todo el mundo y en varios idiomas.

Esta es una de las aplicaciones más conocidas y reveladoras, por su facilidad de uso y porque puede llegar a predecir hechos como por ejemplo la propagación de enfermedades. Se basa en los resultados de búsqueda de Google, y permite visualizar el comportamiento en el tiempo de variables constituidas por los términos de búsqueda.

Yo lo utilicé para afirmar quiénes serían los ganadores de las elecciones para diputados y senadores de Argentina en el año 2013, con un nivel de certeza del 90%.

Como economistas podemos darle múltiples usos como por ejemplo comparar los resultados de búsqueda de la palabra dólar y relacionarla con la cotización real. Para el caso de Argentina, el valor del dólar tendería a subir cuanto mayor sea el índice de búsquedas del término "cotización del dolar". Al respecto, puedes darle una mirada a estos dos artículos:

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/cash/43-7570-2014-04-01.html

http://www.lanacion.com.ar/1636021-el-buscador-de-google-el-nuevo-espejo-del-dolar-y-el-consumo-en-america-latina

5) Google Correlate




Es una herramienta de Google Trends que permite encontrar aquellas consultas con un patrón similar a una serie de datos. Correlate trabaja de forma inversa a Trends, ya que primero debemos introducir una serie de datos y luego ésta nos devuelve una lista de consultas cuyas serie de datos siguen un patrón general.

El primer paso para explorarla es introducir un concepto, luego la aplicación nos arrojará una serie de términos que están más correlacionados en cuanto al comportamiento de las búsquedas. Está de más decir que debemos estar atentos a las correlaciones espúreas que puedan surgir en los resultados.

Para clarificar esto, puedes ver la imagen más arriba en donde introduje el término "economistas". Los resultados arrojan que la palabra que más se correlaciona con ese término es "investigaciones". Pero lo notable es que más abajo aparecen como importantes términos vinculados a los sistemas y las computadoras, lo cual apoya en cierto sentido el objetivo de este post: brindar a los economistas instrumentos de análisis basados en las nuevas tecnologías.

6) Wordle



Es un generador de "nubes de palabras" el cual le otorga prominencia a las palabras que se repiten más frecuentemente.

En mi caso en particular me fue de mucha utilidad a la hora de cuantificar el sentido de cierto conjunto de textos, que no me ofrecían los usuales Excel, SPSS u otros comunes para el análisis de datos.

Tomé como ejemplo el último discurso de la presidenta de Argentina Cristina Kirchner, arrojando los siguientes resultados:


Sin dudas el inicio de un análisis más profundo sobre el rumbo de la economía, basándose en las palabras que más se repitieron en el discurso económico.

7) Lexalytics


Lexalytics es un software de análisis de texto. Convierte textos no estructurados en datos estructurados, diciéndonos "que" se está discutiendo", lo que es “el contexto de la conversación”, y si es positivo o negativo, de manera que se pueden buscar tendencias, enviar alertas, realizar análisis predictivos como parte del sistema de BI, entre otras utilidades.

Siguiendo con el ejemplo del discurso de Cristina, con Lexalytics podemos ir mas allá y tratar de entrever qué sentimientos dejan sus palabras:


El resultado es de sentimientos Positivos, lo cual dejaría entrever que ante la incertidumbre de la economía argentina la presidenta intenta dejar una imagen de fortaleza que le permita continuar con las medidas de su gestión, y cuya conclusión es que su modelo económico no solo no cambiará sino que se verá acentuado.

Sin dudas una herramienta que debe servir de apoyo a inversores que intentan conocer cuál será el rumbo de las medidas económicas de los gobernantes de un país.

Herramientas Gráficas:

Para que te luzcas presentando los datos que analizaste, te recomiendo utilizar las siguientes aplicaciones que ya se están usando en medios de información como La Nación y The Guardian:

8) Tableau Software


Tableau es una aplicación de visualización de datos que permite analizar prácticamente cualquier tipo de dato estructurado y producir gráficos, paneles de control e informes altamente interactivos de manera muy sencilla. Después de una instalación rápida, puede conectarse casi a cualquier fuente de datos, desde hojas de cálculo hasta almacenes de datos, y mostrar información en varias perspectivas gráficas.




9) Infogr.am




Infogr.am es un servicio 2.0 de creación de infografías interactivas que nos permite adjuntar imágenes a nuestro gráfico y hacerlo dinámico y atractivo para nuestro público. Variedad de colores, plantillas y todo tipo de grafismo (barras, círculos, nubes de palabras, etc)

10) d3js


Es la herramienta de visualización de datos más impresionantes que he visto. Pero para poder utilizarla necesitarán tener en el equipo un desarrollador, juzguen por ustedes mismos:
Si eres economista, con todas estas herramientas podrás crear un gran informe para tus clientes. Sólo faltan aplicarle una buena base de datos y algo de creatividad de tu parte para saber cómo combinarlas.

Héctor ColomboTwitter: @hecolombo

































































noviembre 06, 2013

Los Nuevos Economistas 2.0: Cómo cambiará la profesión del Licenciado en Economía

Mis primeras experiencias con la web

Hace algunos años, gracias a unos amigos vinculados apasionadamente a la web, comencé a tener noción de lo que se venía: Internet estaba con nosotros para quedarse perennemente, y cambiaría no sólo la vida, sino además la forma de medirla. Y esto fue lo que más me interesó, la enorme cantidad de datos que se estaban generando, y todas las correlaciones que ahora los economistas podríamos establecer.

Mis primeros contactos con la web fueron creando sitios en Blogger, como el que están leyendo, pero posteriormente avancé un poco más y utilicé el más avanzado Wordpress, con el que me introduje superficialmente en el mundo de la programación. Luego un ingeniero me presentó Google Analytics, y quedé encandilado...un dashboard de estadísticas para desglosar como quisiera.



Ya habían pasado algunos años desde mi última clase como profesor de Estadística Descriptiva, y recordé con una sonrisa lo que tanto había inculcado a mis alumnos: "Aprendan estadísticas, porque algún día se toparán irremediablemente con ellas". El que ríe último ríe mejor, y seguramente así reían los alumnos que se sentaban al último del aula. Pero el que ríe ahora soy yo: Internet es Estadística, Internet es la vida, por lo tanto la vida es Estadísticas.

Ahora todo podrá medirse, las actividades comerciales pasan cada vez más por una computadora de escritorio, una Tablet o un Smartphone. Por lo tanto los avances en Microeconomía podrán contrastarse de inmediato. Pero aquí hay una salvedad: las leyes de la economía cambian en la web...

Las leyes que rigen la economía real no son iguales en internet

Chirs Anderson es un periodista y escritor que investigó a las más importantes compañias de internet como eBay y Amazon, descubriendo que una ley de la economía tradicional se estaba rompiendo: el modelo de negocios de las empresas de internet, que tenían costes de stock iguales a cero, permitía a éstas obtener beneficios marginales a toda la gama de productos que ofrecían, trasladando el foco de la atención desde los productos de mayor precio hacia los de menor precio, porque la demanda seguía siendo muy alta al final de la curva. A este fenómeno le llamó "Long Tail", que explicaré mejor en otro post.



Cómo internet mejorará la profesión del economista

Un Economista 2.0 puede definirse actualmente como aquel que presenta sus informes mediante un canal propio de Youtube y que tiene una cuenta de Twitter, entre otras. Pero esto ahora está ampliándose: la cantidad y variedad inmensa de herramientas para realizar Análisis de Datos hace que nuestra formación se potencie. Ejemplos de esto son los contadores como Analytics que mencioné anteriormente: comScore, Alexa, StatCounter, entre otros.

Las nuevas variables ya no se llamarán Clientes o Ventas, sino Visitantes o Páginas Vistas. Pasaremos de utilizar Excel, SPSS o Stata, a utilizar la poderosísima API de Google llamada Prediction. Y aunque quizá haya quien se resista, tendremos mucho que ver con un Ingeniero en Sistemas, con un marketinero especialista en Social Media y en SEO, y hasta con un diseñador multimedia (quizá también debamos saber un poco de cada uno de éstos).

Otra veta que se abrirá para los economistas es la referida al Periodismo de Datos. Les aseguro, tenemos mucho para aportar en este campo.

El mundo de internet es el mayor productor de datos de la humanidad y los economistas estamos genéticamente (me refiero a la cantidad de estadística y matemáticas que estudiamos desde la universidad) capacitados para analizar datos mejor que cualquier otra profesión. En conclusión, a prepararse.

PD: Vean cómo en Argentina el diario La Nación posee un equipo que analiza variables económicas utilizando algunas de las herramientas que mencioné, y de las cuales escribiré en posts siguientes (http://www.lanacion.com.ar/1627850-la-inflacion-de-septiembre-fue-211-segun-el-indice-de-precios-del-congreso)







mayo 12, 2013

¿Qué hay en la cabeza de un economista?

Dani Rodrik es profesor de Economía Política Internacional en la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, de la Universidad de Harvard. Este reconocido profesional “heterodoxo”, estudioso del desarrollo económico y de las formas que adopta política industrial es considerado uno de los cien economistas más influyentes del mundo. En una reciente entrevista concedida al newsletter de la Asociación de Economía Mundial (WEA, por sus siglas en inglés), Rodrik dio una serie de definiciones sobre sus colegas “ortodoxos”, los que integran el mainstream de esa ciencia social. Me parece que algunas de ellas resultan de interés como para evaluar algunos debates que se dan también en nuestro país: “Con demasiada frecuencia, la gente que trabaja con las herramientas de la economía mainstream carece de la ambición para hacerse preguntas más amplias y la imaginación para salirse de la caja dentro de la que están habituados a trabajar”. “Concedo que la mayoría de mis colegas economistas tienden a visualizar a los mercados como inherentemente deseables y a la intervención del gobierno como inherentemente indeseable”. “La economía actual en Norteamérica tiene una gran debilidad, que es el excesivo foco en los métodos a expensas de espacio en términos de perspectiva social e histórica. Los programas de doctorado ahora entrenan expertos en matemática aplicada y estadística antes que a economistas reales”. “Muchos de mis colegas creen que soy excesivamente dirigista o quizás antimercado. Un colega del Departamento de Economía de Harvard, cada vez que me ve me saluda diciendo ‘¿y, cómo va la revolución?’”. “Una deformación peculiar en la economía mainstream es la tendencia a desdeñar la relevancia que tiene en el mundo real todas las razones teóricas por las cuales los mercados fallan y la intervención gubernamental es deseable”. “De alguna manera, las mentes de estos pensadores analíticamente sofisticados se hace puré cuando se ven forzados a tomarse seriamente las implicancias en términos de políticas económicas de sus propios modelos”. “Hay fuerzas poderosas que tienen que ver con la sociología de la profesión y el proceso de socialización que tienden a empujar a los economistas a pensar igual”. “Todos los economistas tienden a imbuirse de un conjunto de valores que tienden a glorificar al mercado y a demonizar la acción pública”. “Lo que probablemente sobresale de los economistas mainstream es su temor del poder de los mercados y su creencia en que la lógica del mercado eventualmente eliminará cualquier obstáculo que se le ponga en el camino”. “Como resultado de esto, los economistas tienden a menospreciar a otros científicos sociales como si fueran unos primos lejanos menos competentes que quizás hagan preguntas interesantes a veces pero que nunca obtienen las respuestas correctas. O, si las respuestas son correctas, éstas no lo son por las razones metodológicas adecuadas. Incluso los economistas que provienen de tradiciones intelectuales diferentes son típicamente tratados como economistas que no son ‘reales’ ni ‘serios’”. FUENTE: http://opinion.infobae.com/nicolas-tereschuk/2013/05/09/que-hay-en-la-cabeza-de-un-economista/

abril 17, 2013

¿Qué es la Tarjeta de Compras Supercard?

Es una tarjeta impulsada por el secretario de gobierno Guillermo Moreno, que será emitida por el Banco Hipotecario, con menores tasas y costos de mantenimientos. Más info: http://supercardtarjeta.blogspot.com.ar/

enero 25, 2013

¿En qué pueden trabajar o cómo pueden ganar dinero los economistas recién graduados? Parte 1

Una de las ventajas de nuestra carrera es que podemos insertarnos en muchas disciplinas, aportando ya sea nuestro perfil de visión global de negocios o nuestros conocimientos de herramientas estadísticas. Pero el problema del economista recién graduado, que quiera introducirse en el ámbito laboral privado de una comunidad, es que deberá tener alguna experiencia antes de trabajar como tal. Es muy común que el economista deba "aceptar" empleos que no tengan relación con su profesión, y que pasen algunos años antes de que pueda acomodarse. Mientras tanto, aquí les dejo una serie de ideas (basadas en la experiencia) de cómo pueden llenar estos huecos de la profesión, mientras consiguen el trabajo que más quisieran (y de paso van haciendo lo que les gusta, pero teniendo claro que no podrán vivir sólo de esto): 1. Preparar cursos de economía, finanzas, estadística o incluso de Excel, para no especialistas o para principiantes. En este caso tienes dos posibilidades para desarrollar un curso. La primera es que utilices una sala con sillas y pizarra, que podrás alquilar o pedir prestada a un amigo, o incluso asociarte con alguien que ya dicte cursos o prepare alumnos. La otra alternativa es que te acerques a un instituto de enseñanza terciaria y ofrezcas el curso, para lo cual deberás llevar preparado un programa con todos los puntos del curso, a quién está dirigido y cuáles son los objetivos. En ambos casos puedes difundir el evento mediante e-mails y en tus redes sociales, en diarios locales (hay muchos gratuitos) y contándole a tus conocidos. Un punto importante aquí es que al no contar con presupuesto, o al ser éste muy escaso, tendrás que aprender tú mismo a usar herramientas gráficas como Corel Draw, Paint, Fotoshop, etc., para poder realizar gráficos o bien sencillamente para copiar, pegar y editar imágenes (yo tuve que aprenderlo, te dejo más abajo una muestra de lo que una vez hice):
¿Para qué somos economistas si no hablamos en términos de "variables"?. Bien, las variables más importantes a tener en cuenta son: CANTIDAD DE ALUMNOS Vuelvo a aclarar que dictar cursos es muy enriquecedor, pero lamentablemente no habrá tanta gente como crees interesada en los mismos. Estadísticamente, he comprobado que la cantidad promedio que podrás tener ronda los 12 alumnos (considérate muy exitoso si tienes 20 o un poco más). PRECIO No es lo mismo gratis que U$S 1. Si empiezas tu curso de forma gratuita (por ejemplo la primera edición gratis, con cupos limitados) esta puede ser una buena forma de iniciar, porque te harás conocido. Si no quieres comenzar con un número negativo (recuerda, debes pagar los costos), debes pones mucha atención al precio. Si tu curso será por ejemplo de Macroeconomía para Empresarios o Gerentes, podrás cobrar un precio alto. Pero si tu curso será sólo de temas introductorios, trata de establecer un precio lo menor posible. Tus alumnos seguramente serán estudiantes que no tienen mucho dinero. DURACIÓN He comprobado también que un curso de este tipo deberá tener una duración de 2 meses, un día a la semana, y como mucho 3 horas con un intermedio para tomar algo. Los conocimientos que hemos adquirido valen mucho, ¿qué estás esperando para utilizarlos?